Juegos Olímpicos: La violencia en Colombia y Melbourne 1956.

El 22 de noviembre de 1956 se inauguraron los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956 en el Estadio Melbourne Cricket Ground. Foto: Comité Olímpico Colombiano

Colombia no participó en los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952.

“El Comité Olímpico Colombiano no logró conseguir los recursos para el viaje de la delegación colombiana a los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952 debido a los problemas sociales y económicos de principios de los 50”.

Después de los Juegos Olímpicos de Londres 1948, los deportistas colombianos comenzaron a destacarse y participar  cada vez más a nivel nacional e internacional, sin embargo, a su vez a nivel político y social cada vez se presentaban más hechos de violencia y desigualdad que perduraron hasta finales de los 50 y no dejaron que Colombia participara en los Juegos Olímpicos de  Helsinki 1952, debido a que el Comité Olímpico Colombiano no logró conseguir los recursos necesarios para el viaje de la delegación colombiana a la capital de Finlandia.

Este hecho creó una frustración en la gente del deporte, en especial por las ilusiones que despertaban deportistas de la talla del atleta Jaime Aparicio, quien en los Juegos Panamericanos de Buenos Aires en 1951 obtuvo la medalla de oro en la prueba de 400 metros obstáculos y quien cuatro años después, con 30 de edad, no daría los resultados esperados en unos Juegos Olímpicos.  

De tal manera que Colombia tuvo que esperar ocho años para volver a ser partícipes de unas justas olímpicas, en 1956, a finales de la época de violencia, Colombia tuvo la posibilidad de estar en los Juegos Olímpicos de Melbourne, en lo que es considerado como una travesía, ya que la delegación colombiana, compuesta por 31 deportistas, viajó 32 horas en un avión HK-136 de Avianca para llegar a Australia.

El largo viaje fue posible gracias al empeño y determinación de la política y reina de belleza Yolanda Pulecio de Betancourt, quien lideró la campaña de recolección de fondos que hizo posible el desplazamiento de la delegación colombiana a Australia. La colombiana fue catalogada como reina del deporte colombiano y encabezó a la delegación colombiana el 22 de noviembre de 1956 en el desfile inaugural realizado en el Estadio de Melbourne.

 En Melbourne, Australia, Colombia fue representada por 31 deportistas, todos hombres, que participaron en seis deportes: atletismo, esgrima, ciclismo, natación y tiro con arco. Fue la primera vez que Colombia participó en ciclismo, deporte del que años después el país se convertiría en potencia mundial.

La delegación colombiana fue conformada por los siguientes deportistas: los atletas Rubén Guevara, Guillermo Zapata, Alfonso Muñoz y Carlos Sierra. Los esgrimistas Emiliano Camargo, Gabriel Blando, Emilio Echeverri, Alfredo Yanguas, José del Carmen Gómez y Pablo Uribe. Los ciclistas Ramón Hoyos, Jorge Luque, Pablo Hurtado, Jaime Villegas, Honorio Rúa, Leonel Ángel Mejía, Héctor Monsalve, Octavio Echeverri, Diego Calero, Mario Vanegas y Roberto Buitrago. Los levantadores de pesa Carlos Caballero y Ney López, los nadadores Gilberto Martínez, Sergio Martínez y Álvaro Gómez y los tiradores con arco Juan Millón, William Peters, Carlos Olano Cruz, Enrique Hannaberg y Guillermo Padilla.

Si bien la delegación colombiana no logró ganar ninguna medalla en los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956, fue la primera gran participación de un ciclista colombiano en unas justas olímpicas, dado que el colombiano Ramón Hoyos ocupó el puesto número 13 en la prueba de gran fondo en carretera que se corrió sobre 187 kilómetros, el colombiano llegó a 2 minutos con 23 segundos, siendo el mejor latinoamericano junto al mexicano Magdaleno Cano.

Los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956 son recordados como los juegos de la amistad porque los 500 deportistas que participaron se unieron y mandaron un mensaje de respeto y fraternidad en la ceremonia de clausura de los juegos. Esto debido a las diferentes tensiones que se vivían en la época derivada del final de la Segunda Guerra Mundial, el comienzo de la Guerra Fría, la guerra del Canal del Suez y la época de violencia que vivían varios países que participaron en las justas olímpicas.

Compartir:

Más Noticias

Llaneros arrasó con Bogotá

Foto: Pasegol Noticias Dominador. Así fue Llaneros en su visita a la capital. Una remontada donde se plasmaron una de las más conocidas frases en

Escríbenos un mensaje