La boxeadora Ingrit Valencia lo ha vuelto a hacer.

Ingrit Valencia después de ganar la medalla de bronce en Rio 2016. Foto: Comité Olímpico Colombiano

Después de 15 días de competencia en el preolímpico de boxeo en Busto Arsizio, Italia. La boxeadora colombiana Ingrit Valencia se impuso en su último encuentro decisivo frente a la boxeadora polaca Natalia Kuczwesca y con decisión unánime logró ganar la pelea, clasificarse a París 2024 y convertirse en la primera boxeadora colombiana (hombre o mujer) en clasificar a tres Juegos Olímpicos consecutivos.

Corría el año 2002 cuando una joven Ingrit Valencia, de apenas 14 años, decide dejar de lado su natal municipio de Morales, en el departamento del Cauca y viajar a Cali con el objetivo de dejar de lado la violencia que marcaba a su pueblo natal y progresar en la vida tanto a nivel académico como personal, sin saber que esa decisión le iba a cambiar por completo su vida.

Su carrera en el boxeo inició precisamente en las aulas, cuando un profesor en Cali le enseñó en dónde entrenaba y le recomendó la práctica de este deporte, además otra ventaja frente a los demás deportes es que en el boxeo no se necesitaba cobrar una mensualidad para entrenar, pero eso no fue lo único que la motivó porque para ella estar en el cuadrilátero era una experiencia nueva en la vida y lo tomaba más como diversión y no como su profesión.

Sin embargo, cuando empezaba a encaminarse en el deporte del cuadrilátero y en terminar el colegio, una noticia inesperada llegó a su vida: iba a ser madre. Eso lo cambió todo porque sabía que tener un hijo es una gran responsabilidad y en algún momento llegó a pensar en retirarse del boxeo. Luego de tener a Johan Estiven, su hijo, volvió a su estudio con el objetivo de terminar el colegio, pero no al cuadrilátero.   

Después de pensar si continuar o no con el boxeo, la colombiana toma la decisión de regresar al cuadrilátero, porque para Valencia estar entre las 16 cuerdas era su lugar preferido en el mundo, algo que ratifico en el año 2010 cuando participó por primera vez en los Juegos Suramericanos que se realizaron en la ciudad de Medellín. A partir de ahí, la colombiana empezó a tomar el boxeo como una forma de vida para sacar adelante a su hijo y a su familia.  

A pesar de que empezar a competir a nivel internacional fue difícil, la caucana logró solventar este problema teniendo en cuenta que con cada derrota que tenía, aprendía más y la hacía más madura. Cada enfrentamiento hacía que tuviera conciencia de que debía prepararse cada vez mejor para seguir avanzando y triunfando en este interesante deporte. 

Gracias a una buena preparación y entrenamiento, la colombiana ha logrado solventar las diferentes dificultades y  ganar varios títulos a nivel nacional e internacional como son:  un título nacional, una medalla de oro y plata en Juegos Bolivarianos, una presea de oro en Juegos Sudamericanos,  dos  medallas de oro en Juegos Centroamericanos y del Caribe, una  medalla de oro en Juegos Panamericanos y una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Río 2016, convirtiéndose en la primera boxeadora colombiana en ganar una medalla en juegos olímpicos.

El pasado 11 de marzo la colombiana se impuso a la boxeadora polaca Natalia Kuczwesca y se clasifico a los próximos Juegos Olímpicos de París 2024, convirtiéndose en la primera boxeadora colombiana (hombre o mujer) en clasificar a tres Juegos Olímpicos consecutivos. Ahora, el próximo objetivo de Valencia es ganar la medalla de oro en Paris 2024, algo difícil de conseguir, pero en el boxeo como en la vida no hay nada escrito.

Compartir:

Más Noticias

Pedaleando por Cundinamarca

Foto: Indeportes Cundinamarca En el municipio de Ubaté se vivió la emoción del “Biking Village Ubaté”, un evento organizado gracias al convenio entre la Gobernación

Escríbenos un mensaje